Mi personaje era Amada Otero, una muchacha que tras separarse de Leonardo (Mijail Mulkay), recobra la ilusión al lado de un millonario llamado Sergio (Diego Bertie).

El argumento trata de la historia de Amada María Otero Rosas, una mujer atractiva, eficiente y quien presume de tener un matrimonio perfecto con su esposo Leonardo Guáqueta. Aunque el otro yo de Amada, llamado Miranda, presente en muchas escenas de la telenovela, le grita que Leonardo es mentiroso e infiel, ella le cree a él sus disculpas para justificar sus faltas.